Home GeneralLifting Madrid: estirando la piel y eliminando la flacidez del cuello

Lifting Madrid: estirando la piel y eliminando la flacidez del cuello

Una papada pronunciada con exceso de grasa y un escote con piel colgante produce un efecto antiestético notable. Pero actualmente esa no es una preocupación, porque ya existe la forma de solucionarlo. Un lifting Madrid o estiramiento facial y cervical, alisa piel del rostro y cuello, mostrando nuevamente el borde rejuvenecido.

Este es uno de los procedimientos estéticos más solicitados porque reduce los efectos del envejecimiento de una forma significativa. Las estadísticas demuestran, que a pesar de la situación económica, el incremento de esta técnica en los últimos quince años ha sido del 20% y cada vez se practica a mujeres más jóvenes.

Los liftings han progresado hacia la imposibilidad de detectar las suturas y la obtención de un look natural. Antiguamente se halaba solo la piel, con consecuencias terribles. Al final la cara lucia como planchada. Hoy en día se templan también todos los músculos involucrados. Además, se interviene el cuello con bisturí y no solo con liposucción, para un mejor resultado. lifting madrid

Por su parte, a aplicación de botox que es un modo mínimamente invasivo corrige las líneas de expresión, paraliza los músculos que intervienen en el gesto. No obstante, es conveniente principalmente para la parte superior del rostro. No sustituye al lifting si los problemas son de debilidad del cuello y el borde de la mandíbula.

La cirugía de estiramiento se utiliza con mayor frecuencia en pacientes mayores de 65 años pero ahora se han hecho más comunes los llamados liftings de mantenimiento en personas entre 40 y 45 años, que rectifican así las primeras señales de flacidez y logran efectos anticipados de preparación contra la senectud. Sin embargo, conviene no atar esta práctica a una edad cronológica, ya que las personas envejecen de manera diferente y las características de la piel varían de uno a otro.

De aquí se deduce que lo primordial es atenderla adecuadamente porque a mayor hidratación mayor elasticidad. Conductas dañinas como exposición sin protección a la luz solar y al viento, el cigarrillo, el exceso de alcohol, el trasnocho continuo y prolongado, la falta de hidratación, la mala alimentación, la obesidad, etc. contribuyen enormemente a que no se logren los mejores resultados.